Cómo arreglar el controlador de Xbox que no se conecta a la PC

Foto del autor

En Beez Publicamos una serie de artículos y tutoriales sobre cómo usar Internet, con guías Explicativas.

El controlador Xbox se puede usar para jugar juegos de PC, lo que brinda una mejor experiencia para algunos jugadores. Sin embargo, hay momentos en que el dispositivo se niega obstinadamente a conectarse a su computadora.

Este problema puede ser muy irritante y puede que te sientas tentado a rendirte, pero no pierdas la esperanza; hay algunas formas sencillas de solucionar el problema. Siguiendo estos trucos, su controlador puede volver rápidamente a la normalidad. Sigue leyendo para todos los detalles.

El controlador de Xbox no se conecta a la PC con Bluetooth

El último modelo de controlador Xbox One se puede emparejar con cualquier computadora con funcionalidad Bluetooth. Por lo tanto, esta sección no se aplica a los modelos de controlador más antiguos que se ejecutan en un estándar propietario y requieren un dongle.

Si tiene un controlador Bluetooth estándar de Xbox One, hay algunas soluciones geniales que puede probar.

Los controladores Xbox Series X|S también usan Bluetooth. Una diferencia principal es que el controlador Xbox One usa cables Micro USB para cargar y sincronizar con dispositivos, mientras que la Serie X | S requiere un cable USB-C.

Activar y desactivar Bluetooth

A veces no verá el controlador en su lista de dispositivos Bluetooth disponibles. Una solución es simplemente deshabilitar y habilitar de nuevo la conectividad Bluetooth. A veces esto es suficiente para resolver el problema.

De lo contrario, intente quitar las baterías del controlador y asegúrese de que el controlador no esté conectado a través de un cable USB. Si esta solución funciona, puede continuar jugando sus juegos usando el controlador.

cambiar pilas

Las baterías que usa con el controlador también pueden afectar la conectividad, especialmente si no son desechables. Los paquetes recargables de terceros también pueden funcionar mal porque no son un producto oficial. Si un cambio de batería funciona, quédate con él y deja de usar las anteriores.

Reinicie el controlador

A veces, reiniciar un dispositivo resuelve todos los problemas, lo que también puede funcionar con un controlador de Xbox. Mantenga presionado el botón Xbox durante unos segundos para apagarlo. Espero que su computadora lo detecte una vez que esté activo nuevamente.

Actualice el firmware

Se requiere un firmware adecuado para que los accesorios USB o Bluetooth funcionen con cualquier cosa, ya sea una PC o una consola de videojuegos. Es posible que los controladores no tengan el firmware actualizado, lo que puede impedir la compatibilidad con la última versión de Windows. Afortunadamente, hay un paso que puede tomar para solucionar este problema.

LEER  Así es como Sky planea recuperar su Netflix TV

La solución más fácil es conectar su controlador Xbox a una consola Xbox One mediante un cable USB o de forma inalámbrica. Al hacerlo, se instalará el firmware más reciente.

Sin embargo, los propietarios de solo controladores aún pueden renovar el firmware usando Windows 10 y computadoras posteriores.

  1. Descarga e instala Accesorios Xbox.
  2. Conecte el controlador a su PC a través de un cable USB.
  3. Abra el software Accesorios de Xbox.
  4. Actualice su controlador.
  5. Cuando se complete la actualización, cierre el software.

Estos pasos son lo suficientemente simples como para intentarlo, y el controlador debería volver a funcionar con su PC. Si su PC con Windows recibió recientemente una actualización, es mejor verificar si afecta el uso del controlador de Xbox.

optimizar la señal

El controlador Xbox funcionará incluso si está más lejos de su computadora, pero tener demasiados dispositivos Bluetooth u otros objetos activos puede interrumpir la señal. Es por eso que es posible que su PC no detecte su controlador, especialmente si hay cierta distancia e interferencia.

La solución para tener demasiada interferencia es reducir la cantidad de dispositivos Bluetooth que se están ejecutando actualmente. Ayudaría si también tuviera la menor cantidad de objetos posible entre el controlador y la PC. De esa manera, la conexión será más fuerte con menos posibilidades de interrupción.

Experimente la solución integral de problemas

La solución de problemas en Windows es una herramienta útil que puede identificar el problema. Estos son los pasos para Windows 11.

  1. Abra el menú Inicio de Windows.
  2. Vaya al menú Configuración.
  3. Elija «Sistema».
  4. Busque y haga clic en «Solucionar problemas» y luego busque «Solucionadores de problemas adicionales».
  5. Seleccione «Ejecutar» junto a «Hardware y dispositivos».

Los pasos son un poco diferentes en Windows 10.

  1. Vaya al menú Inicio.
  2. Navegue hasta el menú Configuración.
  3. Seleccione «Actualización y seguridad».
  4. Vaya a «Configuración de solución de problemas»
  5. Haga clic en «Solucionador de problemas adicionales».
  6. Seleccione «Hardware y dispositivos».
  7. Haga clic en «Ejecutar el solucionador de problemas».

Puede usar los mismos pasos para el solucionador de problemas de Bluetooth, ya que se encuentran en la misma página. Ambos le permitirán solucionar los problemas de su controlador Xbox si lo selecciona.

Si esto puede identificar el problema, será mucho más fácil solucionarlo.

El controlador de Xbox no se conecta a la PC con cable Directamente

Algunos usuarios prefieren usar una conexión por cable incluso con los controladores más recientes. La principal ventaja es que los jugadores no tendrán que preocuparse por quedarse sin batería en modo con cable. Sin embargo, hay momentos en que el controlador no se conecta a la PC.

cable usb incorrecto

Hay dos tipos principales de cables USB: una línea de solo carga y cables de sincronización. Los cables de solo carga solo proporcionarán energía al controlador Xbox, pero no le permitirán transferir datos. Por lo tanto, no se recomienda usarlos para jugar.

LEER  Cómo usar su computadora o computadora portátil como un enrutador inalámbrico

Es posible que haya utilizado accidentalmente un cable de solo carga con su controlador. En cambio, puede cambiar el cable en segundos y el controlador debería funcionar con su PC después del cambio.

Los cables de sincronización son más gruesos y tienen un símbolo especial en el extremo USB-A. Consiste en un punto y una línea recta con una flecha. La línea tiene dos ramas que salen de ella, una que termina en un círculo y la otra que termina en un cuadrado.

Si su cable tiene este símbolo USB, funcionará con su controlador Xbox.

cable roto

Un cable roto también impedirá que el controlador se conecte a una PC. La única solución es reemplazarlo con otro hilo de trabajo. Si eso no funciona, su controlador podría estar roto o podría haber otros problemas con Windows.

El controlador de Xbox no se conecta al error del controlador de PC

Un error de controlador se refiere al escenario en el que una computadora reconoce el controlador Xbox pero los controladores están dañados. El resultado es una ventana emergente de «error de controlador» y el controlador no funciona. Afortunadamente, la solución es simple.

  1. Haga clic derecho en cualquier espacio en blanco en la pantalla de inicio de Windows.
  2. Seleccione «Administrador de dispositivos».
  3. Busque el controlador de Xbox One.
  4. Haga clic en «Desinstalar dispositivo».
  5. Una vez que se complete este proceso, seleccione «Buscar cambios de hardware».
  6. Windows debería instalar el controlador predeterminado y permitirle usar su controlador nuevamente.

Este problema es más aplicable para aquellos que han estado usando el controlador durante algún tiempo pero de repente experimentan una falla de conexión.

actualizar ventanas

Es posible que las versiones anteriores de Windows no funcionen con los controladores Xbox más nuevos, por lo que mantener su PC actualizada es crucial para obtener la mejor experiencia.

  1. Haga clic en el botón de Windows en la esquina inferior izquierda.
  2. Seleccione el icono de engranaje.
  3. Ve a “Actualización y Seguridad”.
  4. Elija «Buscar actualizaciones» en el lado derecho.
  5. Espere a que Windows se actualice y reinicie.

Si esta solución funciona, puede volver a jugar fácilmente sus juegos en la PC usando el controlador.

Al final, todos los componentes electrónicos fallarán algún día. A veces, el día llega demasiado pronto, pero si ninguno de estos métodos funciona, probablemente necesite un nuevo controlador de Xbox One.

una solución fácil

En la mayoría de los casos, un controlador de Xbox que se niega a conectarse a una PC es una solución fácil que implica cambiar los cables o reemplazar las baterías. Windows es totalmente compatible con los controladores de Xbox y, por lo general, funcionan sin problemas para la mayoría de las personas. Aun así, nunca se sabe cuándo serán útiles estos consejos de reparación.

¿Cuáles de estos métodos son nuevos para usted? ¿Conoces otras soluciones? Háganos saber en la sección de comentarios.

Deja un comentario